Materiales de interés

¿Qué es la grafoterapia racional?

Se trata de la Ciencia que nos permite recuperar la Salud y normalizar el Aprendizaje de forma más permanente y precisa, a través del desarrollo teórico-práctico de los avances que la neurociencia nos ofrece. En este apasionante Siglo XXI, la Grafoterapia Racional representa la forma más potente de Neurogénesis a través de sencillos pero precisos ejercicios (La Neurogenesis es la regeneración neuronal que permite la recuperación de funciones neurofisiológicas claves, y el Príncipe de Asturias de las ciencias 2011, lo premió para subrayarlo).

Numerosos profesionales de la medicina, psiquiatría, psicología o educación están comenzando a utilizar esta maravillosa “herramienta”, que no precisa fármacos y que consigue extraordinarios resultados, apoyándose en un análisis profundo de las causas reales del problema y no sólo de los síntomas. Quizá la idea que tenga de la Grafología sea la clásica y no sepa todavía que el acto de escribir no sólo refleja la psicología del individuo sino también su fisiología y que además, forzando determinados cambios en la escritura, se puede tanto enfermar como curar de muy diversas dolencias y es que el acto de escribir no es un acto banal.

En la escritura personal reflejamos nuestra realidad fisiológica y, como consecuencia, también psicológica. La escritura delata, como en una especie de electroencefalograma grafomotriz proyectado sobre un papel, el funcionamiento psicosomático del individuo.

El acto escritural es reversible.

relación mano y cerebroÉste incide sobre las zonas del cerebro: cuya parte prefrontal, el neocórtex, posibilita las funciones más propiamente humanas y racionales; el tronco cerebral, sede de los centros automáticos de la vida orgánica relacionados con la estabilidad biológica fundamental; el sistema límbico, con el hipotálamo, que mantiene la homeostasis o ambiente estabilizado dentro del cuerpo; y el cerebelo, centro nervioso que interviene en el control del equilibrio y las reacciones musculares (control viso-motriz). El equilibrio funcional de todos los procesos que realiza el ser humano tiene un claro reflejo en el paradigma escritural o modelo caligráfico terapéutico, desarrollado por Vicente Lledó Parrés.

Los doce trazos escriturales. Grafología racional y Grafoterapia, Vicente LLedó Parrés.

Todo lo que aparece en el papel, tanto lo que se ve a simple vista como lo que surge tras la observación con la lupa o microscopio, todo tiene un significado y una interpretación. Se trata de un test proyectivo, donde quedan reflejados todos los condicionantes y todo el flujo energético cerebral, comandado por los lóbulos prefrontales del cerebro (cerebro ejecutivo), y desde el cual se controlan los movimientos complejos y de propiocepción (movimientos de precisión o motricidad fina).

¿Por qué la grafoterapia?

Imagínese que practicando esta ciencia pudiera desarrollar su capacidad de razonar, de memorizar, de hacer movimientos de precisión, fina, de organizar sus referencias en el espacio y en el tiempo, de desarrollar autocontrol, orden, de mejorar la coordinación ocular y neuromuscular al mismo tiempo, de lograr eficaciaeficiencia en sus decisiones y actos, de reducir el estrésansiedadmiedos y al mismo tiempo aumentar su autoestima, su creatividad, su comunicación y su capacidad de concentración y claridad mental en las decisiones a tomar, mejorando la sensación de tranquilidad, sosiegoseguridad y bienestar, una auténtica neurogénesis.

¿Se aprovechan igual las oportunidades que la vida nos propone con estas funciones debilitadas que fortalecidas?

Imagínese que para conseguir dominar esta técnica sólo necesitara entre 30 y 45 minutos diarios durante unos meses. Piense por un momento que esta técnica existiera, que fuera accesible, que el coste económico de su aprendizaje no fuera elevado y que los resultados del entrenamiento en esta técnica fueran visibles en poco tiempo. ¿HABRÍA ALGUIEN que NO LE INTERESARA PRACTICARLA?

Esta técnica existe y se llama GRAFOTERAPIA RACIONAL, cada vez está llegando a más personas.

No deja de ser cuando menos extraño que en la era de la informática a nadie se le haya ocurrido que el cerebro, la central operativa de nuestro organismo, puede ser responsable de todas las enfermedades” Dr Hamer.

La grafoterapia alcanza su mayor eficacia en:

  • Trastornos y problemas de salud
  • TDA-H ( Déficit de atención y/o Hiperactividad)
  • Dislexia, disgrafía, discalculia….
  • Ansiedad, estrés, depresión
  • Miedos, fobias, obsesiones
  • Adicciones (drogas, alcoholismo, tabaquismo, ludopatía, …)
  • Trastornos de la alimentación (Anorexia, Bulimia, …)
  • Problemas de pareja, sexuales…
  • Problemas de conducta (agresividad…)
  • Inhabilidad social (timidez, baja autoestima…)
  • Psoriasis, acné, eczemas, hongos…
  • Asma, alergias, menstruación
  • Jaquecas, migrañas, vértigo
  • Úlceras, mala digestión, colón
  • Trastornos del sueño, enuresis
  • Hipertensión, obesidad, fatiga
  • Tratamiento paliativo del dolor
  • Tratamiento del estrés pre y post quirúrgico
  • Problemas de aprendizaje
  • Fracaso escolar, desmotivación
  • Falta de atención y concentración
  • Dificultad de lectura, escritura o cálculo
  • Bajo nivel de comprensión

Y en general, todas aquellas dolencias que tienen su origen el el sufrimiento emocional continuado.

Los ejercicios de atención voluntarios activan la neurogénesis cerebral

TDAH_cap14_img02Los ejercicios de atención voluntarios activan la generación de ondas theta de entre 6 y 12 Hz. En esta frecuencia el cerebro está libre de estrés. Estas ondas sólo aparecen cuando se ejercita la voluntad, o cuando se pone atención en algo en concreto de modo consciente, pero no cuando se come, se bebe o se realizan movimientos automáticos ya aprendidos. Es únicamente la actividad voluntaria la componente que sirve de llave para promover la NEUROGENESIS CEREBRAL (creación de nuevas neuronas) y el crecimiento dendrítico mediante la activación de nuevas conexiones sinápticas. La creación, por tanto, de nuevos circuitos neuronales es una realidad contrastable (Brian Christie Universidad de Columbia 2004).

Neurogénesis y depresión emocional son antónimos a nivel neurofisiológico. Así pues el estrés inhibe la neurogénesis, y la neurogénesis inhibe el estrés. El cuerpo físico, los sentimientos y sensaciones, la actividad mental, la percepción y la conciencia son los cinco procesos psicofisiológicos que están en continuo movimiento o flujo en cada ser humano.

La reeducación escritural

bolígrafoLa reeducación escritural no pretende trabajar en forma aislada ni atribuirse capacidades absolutas. El grafoterapeuta sabe que es un técnico que deberá apoyarse en otros exámenes y eventualmente, cuando esté frente a patologías, deberá alinearse con el diagnóstico de un profesional de la salud. En realidad es la salud mental quien acude al grafoterapeuta para que, a través de su técnica y experiencia, ayude a mejorar la calidad de vida de las personas.

Es común que durante la edad del aprendizaje surjan problemas de atención y desgastes en el rendimiento escolar. Muchos Psicopedagogos apoyan sus propios análisis con la Grafología, y dentro de sus tratamientos pueden incluir la re-educación escritural.

La Grafoterapia puede ayudar a mejorar el rendimiento escolar a través del estudio de los signos gráficos o trazos, analizando la personalidad de la personas desde un punto de vista integral: mental, emocional y físico.

Una vez analizado el escrito emite un informe sugiriendo qué tipo de trazos y rasgos escriturales se deben corregir para obtener un mayor equilibrio.

Otros objetivos que pueden alcanzarse usando la terapia escritural son: reforzar la autoestima, mejorar la capacidad de relación con los demás, la memoria y la capacidad de concentración, reducir la hiperactividad y la agresividad, ayudar a superar la inseguridad, mejorar la ilusión por vivir modificando ciertas actitudes ancladas en un Sistema de Creencias obsoleto y autodestructivo en personas con estados depresivos. Es otro de los caminos alternativos que la ciencia de hoy acepta al lado de la medicina tradicional ya que, lejos de contradecirse, son capaces de complementarse para lograr un mayor bienestar.

La Grafoterapia Racional, técnica derivada de la Grafología Racional, puede ser uno de esos caminos que proponen salud en un sentido más integral, más allá de estados agudos y de síntomas físicos. La estructura de la personalidad, con sus leyes y sus consecuencias en la vida cotidiana, es muchas veces fuente de malestar. Malestar que se expresa en múltiples aspectos de la vida cotidiana: la apreciación de sí mismo, la relación con los demás, la posibilidad de desarrollar las propias potencialidades en el trabajo o el estudio, de asumir responsabilidades y de gozar de momentos placenteros, etc. Cuando uno de esos aspectos de nuestra vida está fallando, sentimos insatisfacción, ansiedad, enojo, tristeza, angustia…en definitiva situaciones no controladas asociadas a estados de estrés. Esto puede derivar, en el mejor de los casos, en una vida llena de resignación y desesperanza. Pero a veces, si no le damos una solución positiva, estos estados pueden dar lugar a alguno de los trastornos que día a día tienen más incidencia, especialmente en las poblaciones urbanas: ataques de pánico, trastornos obsesivos, hiperactividad, alteraciones de la atención, etc.

Sólo una comprensión cabal de nuestra personalidad, comparada con los especiales ingredientes que aporta el momento actual de la vida, pueden darnos una pista sobre cómo mejorarnos para ser más aptos para la vida de todos los días y, en definitiva, para la felicidad.

La Reeducación Escritural es una vía alternativa que nos propone cambiar ciertos aspectos de nuestra personalidad que no nos sirven para ser felices y que, por lo tanto, pueden ser fuente de malestar y enfermedad.

La escritura es el gesto más complejo y rico que pueda desvelar a su autor del modo más esclarecedor. Quien escribe es el cerebro (zona prefrontal) a través de un sistema neuromuscular; compensado, a su vez, por un sistema neuroendocrino que tiene su base en el hipotálamo.

La escritura, aprendida y mecanizada durante años, se vuelve un gesto totalmente inconsciente, difícil de enmascarar o “disfrazar”. En ella volcamos sin proponérnoslo datos de nuestra personalidad tan interesantes como nuestra capacidad de relacionarnos, nuestro poder de concentración, nuestra memoria, nuestra tendencia al egocentrismo o al altruismo, nuestros miedos, nuestro apego por el pasado, nuestra necesidad de proyectarnos, etc. La ventaja de este tipo de estudio es que no pone a las personas en situaciones incómodas, sino que el grafólogo podrá estudiar su personalidad aún a distancia si cuenta con material gráfico completo a su alcance.

La Grafología no trata de predecir ni adivinar, aunque algunos la usen como tal para su propio beneficio, gracias a los sorprendentes descubrimientos que pueden hacerse sólo con analizar los rasgos de la escritura. Un grafólogo responsable no utiliza su técnica para sorprender a un público, sino que su trabajo sobre un escrito lleva horas de análisis y sus resultados son confidenciales.

Veamos ahora cuál es el principio de la Grafoterapia. Si ciertos rasgos de la escritura están revelando ciertas características no deseadas de la personalidad, los grafoterapeutas nos dirán que hay que hacer el camino contrario mediante un entrenamiento retroalimentado (feedback o proceso consciente). Variando ciertos rasgos gráficos se puede modificar y mejorar ciertas características conductuales inconscientes en la persona. Eso necesita un trabajo de la VOLUNTAD para que, a través de un completo análisis grafológico, detectar las facetas de la personalidad que se quieren reforzar y las que se desean cambiar.

Para más información sobre la grafoterapia, sus beneficios y su conexión con el cerebro, podéis leer los siguientes artículos (pinche aquí.)

Para aquellos que quieran contactarnos, estamos en el teléfono 655 068 620 y en  las consultas de Gijón y en Laredo.  También trabajamos online para todos los casos alejados de Asturias y Cantabria.