Tdah, déficit de atención e hiperactividad

foto de niño concentrado

La hiperactividad es un trastorno con una base bioquímica verificable y síntomas claros como mayor movimiento, inquietud, impulsividad y dificultad de atención y/o concentración en determinadas tareas.

El hiperactivo se mueve para intentar equilibrar los bajos niveles de dopamina que  tiene. Para solucionarlo nosotros contamos con  las técnicas de nuestro Método. Antes explicaremos otras soluciones que se están usando y que no aconsejamos como el Rubifen o Ritalin, Concerta, Medikinet…Son pastillas que contienen metilfenidato, un inhibidor de  la recaptación de la dopamina.

La dopamina, como neurotransmisor, facilita el traspaso de impulsos nerviosos en el cerebro. Como el hiperactivo produce poca dopamina, el medicamento lo resuelve impidiendo que sea recaptada por la neurona y produciendo una apariencia ficticia de abundancia del neurotrasmisor.

El metilfenidato como inhibidor de la recaptación de la dopaminaEsta solución parece funcionar al principio, pero la neurona, al no poder recuperar la dopamina, a largo plazo termina por negarse a producirla, cronificándose o incluso empeorando el problema que se pretendía resolver ya que podrían aparecer enfermedades que tienen que ver con la disminución de este neurotransmisor, como el Parkinson  que ya ha sido comprobado en experimentos con ratas de laboratorio a las que se les suministró metilfenidato durante periodos largos.

Además, aunque habitualmente son reconocidos efectos secundarios como las alteraciones en el apetito, en el sueño, en el crecimiento, cefaleas, mareos, nerviosismo, cambios de ánimo, taquicardias, alteraciones inmunitarias…, han de saberse otros importantes:

  1. Se han descrito múltiples casos de reacciones, a corto y medio plazo, de brotes psicóticos y toc (trastorno obsesivo convulsivo).
  2. Afecta al nucleo accumbens, área involucrada en procesos tan importantes como la recompensa, la risa, el placer, el miedo, las adiciones
  3. Afecta al giro cingulado, muy importante para la creatividad, la formación de emociones, la conducta, el aprendizaje y la memoria.

También hay otros fármacos que funcionan inhibiendo la recaptación de neurotrasmisores. Muchos antidepresivos, por ejemplo,  así lo hacen y lo que sería una buena “solución” a corto plazo, se termina convirtiendo en un problema de cronificación o empeoramiento del cuadro cuando se prescribe a largo plazo.

Afortunadamente, cada vez son más los neuropediatras y demás especialistas que encuentran otras alternativas terapeúticas, eficaces y sin efectos secundarios. En la comunidad de Madrid, por ejemplol, durante el año 2017 se han formado en Grafoterapia Racional un grupo de psiquiatras interesados en mejorar la eficacia de los diagnósticos y de los tratamientos a sus pacientes.

El tda (déficit de atención sin hiperactividad) es un diagnóstico muy habitual y que correspondería a una persona que parece presentar dificultades para atender, concentrarse, etc pero que no sufre síntomas de hiperactividad. En nuestra experiencia profesional hemos comprobado que algunos de estos alumnos parecen desatender principalmente en tareas escolares, pero en otras, pueden presentar una capacidad de atención o de observación del detalle, incluso por encima de la media y, por tanto, el diagnóstico de tda resultaría ambiguo y poco práctico a la hora de ayudarle.

Entonces, ¿cuál es la razón por la que muchos niños tienen dificultades para atender al profesor o concentrarse en tareas escolares?

  1. Por un lado, existen alumnos que sufren una dispersión atencional. Se tratan de cerebros que no atienden a los estímulos que tienen alrededor con la jerarquía adecuada (por ejemplo entre la explicación del profesor y los ruidos del patio o las zapatillas deportivas nuevas de un compañero, hay un orden de importancia que estos cerebros no saben jerarquizar). Definir esta dispersión como trastorno por déficit de atención  es poco acertado, pues además en muchas actividades presentan una capacidad de atención y observación del detalle envidiable (por ej. en el ordenador, en la videoconsola o en una excursión).
  2. Por otro lado, a través de técnicas de neuroimagen (resonancias magnéticas y tac, tomografía axial computerizada) se ha comprobado que existen alumnos con un estilo de aprendizaje muy visual, muy imaginativo y que consecuentemente, van a poder mantener mucho mejor la atención si se les enseña a través de una didáctica  menos tradicional y más multisensorial.

Resulta que para comprender y retener la información necesitan “imaginar” o tocar los conceptos. Como la mitad de las palabras de un texto son abstractas y no tienen un significado visual, estos alumn@s se sienten confusos y dispersos en el medio escolar con mucha más facilidad que en el resto de entornos. Estas dificultades y, sobre todo, las emociones negativas que pueda estar sintiendo ante dichas tareas,  terminarán por “desorientarle” y provocarle el fenómeno de distorsión perceptiva que explica las graves dificultades de algunos alumnos inteligentes para leer, escribir, calcular, comprender, retener o atender con el nivel adecuado a su edad.

Por fortuna, una vez aclaradas las verdaderas causas, se han desarrollado soluciones realmente eficaces y que no necesitan medicación.

Nuestro Método  representa una verdadera revolución en el tratamiento de todas estas dificultades.

Las cuatro técnicas que lo posibilitan son:

  1. El control de las distorsiones perceptivas
  2. La didáctica multisensorial
  3. La Grafoterapia Racional
  4. Intervención y ayuda para la  familia y el entorno 

Afortunadamente, estas técnicas consiguen que los alumnos diagnosticados de déficit de atención y también de hiperactividad terminen, de acuerdo con los médicos, prescindiendo de la medicación.

Para entender el potencial de estas técnicas, debe entrar en la ventana Método AS  e informarse.

Nuestro método también conlleva Terapia Familiar en los casos que sea necesario, como cuando los conflictos del entorno están influenciando en los hijos y éstos presentan problemas de  dispersión, conducta o trastornos emocionales derivados del ambiente.

Para más información sobre falta de atención y sobre tdah, puedes acceder a los artículos que hemos publicado sobre el tema, muchos de ellos explicando las soluciones que nuestro método aporta .

Para aquellos que quieran contactarnos, pueden hacerlo a través del correo info@saludyaprendizaje.com, en el teléfono 655 068 620 y en  las consultas de Gijón  y  Laredo.  También trabajamos online  para todos los casos que lo precisen.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *